En un barrio marginal de Asunción, Paraguay, nació hace once años un proyecto excepcional. Lo protagonizan niños y niñas que encontraron una oportunidad para mejorar sus vidas por medio de la música y la imaginación.